gernika gogoratuz
  • facebook
  • youtube
  • flickr
  • rss
  • blog
  • issuu

Banner Gernika gogoratuz

ggg

  • ,
Gernika
Las investigadoras feministas por la paz nos unimos a la huelga feminista del 8M
08/03/2018

Contenidos


Nosotras, investigadoras feministas por la paz, nos sumamos a la huelga feminista del 8 de marzo y los manifiestos del movimiento feminista en todo el Estado. Como mujeres dedicadas a la investigación para la paz queremos denunciar la violencia que cotidianamente oprime a las mujeres de todo el mundo, en todas sus dimensiones. Una violencia directa que se manifiesta a través de agresiones físicas y sexuales que nos victimizan e impiden que disfrutamos de todos nuestros derechos. Una violencia estructural que condena a la precariedad y la pobreza a millones de mujeres en todo el mundo. Una violencia cultural que legitima y normaliza la opresión de las mujeres, el racismo, la división sexual del trabajo o el militarismo. Una violencia ecológica que destruye la propia posibilidad de vida en la tierra.

Las mujeres que nos dedicamos a la investigación para la paz queremos denunciar como el patriarcado se perpetúa a través del uso de la violencia contra las personas y contra la naturaleza, mediante guerras que deshumanizan y destruyen los vínculos de relación entre las personas, vínculos que sustentan la vida colectiva. Guerras que obedecen a los intereses de los poderes y que condenan a millones de personas de todo el mundo a huir de sus hogares, a dejar atrás sus espacios de vida cotidiana en los que la vida se convierte en posible. Guerras alimentadas por un orden neoliberal excluyente que prima los beneficios económicos por encima de la vida y de las relaciones humanas. Guerras que a menudo son fruto de un legado colonial e imperialista basado en la explotación de millones de personas a lo largo de la historia en beneficio de las sociedades occidentales. Denunciamos el militarismo y el armamentismo que condenan a la humanidad a una vida insegura y violenta, extrayendo recursos de servicios básicos como la educación o la sanidad para beneficiar la industria militar. Denunciamos las masculinidades violentas que promueven un orden social heteronormativo que excluye del espacio público y del poder las voces e identidades disidentes con el patriarcado, y que promueven una política que normaliza la discriminación y la violencia.

Las mujeres feministas, a lo largo de la historia nos hemos opuesto a las guerras cómo forma de hacer frente a los conflictos sociales y hemos apostado por fortalecer los vínculos y los espacios de diálogo. Las mujeres feministas que nos dedicamos a la investigación para la paz queremos poner en valor todo un legado de constructoras de paz que nos han precedido y que nos han inspirado a pensar en formas alternativas de convivencia que pongan en valor las diferencias, a recorrer caminos que fortalezcan los vínculos entre los seres humanos y a promover el diálogo para afrontar los inevitables conflictos sociales y políticos. Queremos que nuestras investigaciones y prácticas contribuyan a poner fin a las guerras y al patriarcado que las promueve, a garantizar el respeto de todos los derechos humanos, a promover la sostenibilidad ecológica, a poner fin a prácticas sociales y culturales que nutren el racismo o la homofobia. Queremos, en definitiva, poner la vida y las relaciones en el centro.

Colaboración

Financiación

Descargas